TRATAMIENTOS DE RECUPERACIÓN EN PEÑAFLOR

El objetivo de nuestro Centro de Rehabilitación Ceta es ofrecer un programa de tratamiento y rehabilitación, para quienes están con problemas asociados al consumo de Psicoactivos, en un marco de respeto y aceptación independiente del nivel socio-económico, orientación religiosa, sexual o política.

CENTRO DE REHABILITACIÓN CETA hombres en asesoría y paseo

COMBATIENDO LAS ADICCIONES

El abuso y la adicción a sustancias constituyen uno de los problemas más graves de la salud pública que están enfrentando distintos países. La drogodependencia, independientemente de la sustancia involucrada, no es el problema de fondo, sino apenas un síntoma que surge de las presiones que deben soportan las personas para enfrentar las dificultades de la vida.

Son numerosos los factores en la vida de las personas y su entorno que inciden en el origen y mantención de esta problemática, teniendo en cuenta que la drogodependencia no tiene una causa única. Debido a esto, en nuestro centro tenemos un modelo de tratamiento y de vida que considera a la persona capaces de influir en su propio tratamiento, rehabilitación y/o recuperación, el cual considera relevantes aspectos de las personas, como son la familia y su red social como base del trabajo terapéutico.

El vivir y trabajar en una comunidad terapéutica significa el compartir experiencias dentro de un marco de respeto de los valores y derechos del ser humano en un ambiente de solidaridad y fraternidad.

  • Tiene que ser una vivencia libre de obstáculos en el tratamiento.
  • Tiene que ser una vivencia evaluadora de la personalidad.
  • Tiene que ser una vivencia modificadora del carácter.

Como personas que están en cambio, es preciso que la improvisación y autocritica sean constantes, como parte esencial de un conocimiento interno. En la medida que los pacientes se vayan conociendo, identifican sus fallas (debilidades del carácter y descontroles temperamentales).

La comunidad terapéutica es donde la persona aprende a apoyarse en las experiencias de sus compañeros y el apoyo del equipo clínico. Se trabaja día a día para que las personas que hacen uso de nuestro tratamiento tengan mejores herramientas para enfrentar las distintas dificultades que encuentran en la sociedad actual.

La vida en comunidad es una base afectivo-espiritual que utiliza una relación de tipo horizontal y directa entre sus miembros, valorando cada aporte sin distinciones de ningún tipo. Ello implica la responsabilidad de sí mismo y de los demás en todos los aspectos de la cotidianeidad: alimentarse, usar el tiempo libre, cuidado del entorno, ayudarse en las problemáticas más profundas de la persona, resolver conflictos internos, enfrentar problemas, crecer y desarrollarse, encontrar sentido a la vida, etc.  La propia persona es protagonista de su historia y la que responde y genera la recuperación apoyada por el grupo.

Si desea mayor información, escríbanos al correo:
comunidadceta@gmail.com